Consejo alimentario

-- ¡Nunca dejes comida debajo de una planta! Te estoy viendo que has dejado el helado ahí bajo de la begonia y eso es malo, ¡malísimo!

-- ¿Pero por qué?

-- Pues porque puede caer cualquier cosa ahí, cuando menos te lo esperes, y te lo acabas comiendo.

-- Pero si...

-- Nada, aparta las hojas éstas o aparta el helado, que me estoy poniendo nerviosa de verlo.

Desde aquel momento contempló las plantas con inquietud, como si fueran a echarle algún tipo de pócima venenosa en cuanto les diera la espalda. Por si acaso, cubría el vaso siempre que se ausentaba. No fuera que algún día ocurriera...